Tipos de embalajes para enviar a tus clientes

Únete a nuestra newsletter de marketing

Contenido del artículo

A la hora de empaquetar cualquier elemento, existen numerosos tipos de embalajes que pueden decir mucho sobre ti. Normalmente, este tipo de detalles los tienen en cuenta empresas que prestan servicios contantes a sus clientes. De este modo, el envoltorio y cualquier otro objeto que forme parte del mismo es importante estudiarlo para que sea relacionado con su imagen y sus características específicas. No es lo mismo, por ejemplo, los tipos de embalajes que puedan utilizar en una tienda de perfumería, que en una tienda de herramientas. Cada una de ellas está relacionada con unas sensaciones distintas que permiten al cliente satisfacer unas necesidades diferentes. Por ello, es habitual que el aspecto de todos estos paquetes sea muy diverso.

¿Cuáles son los tipos de embalajes?

En el mercado existen distintos tipos de embalajes para poder realizar cualquier envío. Todos ellos pueden encontrarse en https://www.embaleo.es. Pero, ¿sabes para qué se utiliza cada uno de ellos? Teniendo en cuenta que el modo de proteger una prenda no es el mismo que el modo de proteger una jarra de cristal, por ejemplo, hay que usar diversos tipos de embalajes para que todo llegue a su destino de la forma más adecuada. Ahora, ¿Cuáles son?

Sobres de papel o cartón

Los sobres son muy utilizados para poder enviar, por ejemplo, documentos o pequeños artículos, como una prenda de pequeño tamaño, pequeñas piezas de un instrumento musical o joyas. Por supuesto, siempre hay que tener en cuenta que lo que se transporte en su interior no debe correr ningún riesgo de romperse. Son muy cómodos y la mayoría de ellos entran perfectamente en un buzón, por lo que también resultan muy prácticos para quienes los reciben.

Sobres acolchados

Los sobres acolchados tienen una utilidad semejante al producto anterior. Ahora, este tipo de elementos protegen mucho más lo que llevan en su interior. Asimismo, mejora el envío de muchas piezas que cuentan con un mayor volumen y que no pueden ser enviados en un sobre normal. Puede ser, por ejemplo, material escolar o fundas de móvil, entre otros objetos semejantes.

Cajas de cartón

Las cajas de cartón son los tipos de embalajes más utilizados por las empresas. La razón es que es el medio ideal para enviar cualquier tipo de objeto, independientemente de su tamaño. Existen cajas de cartón de muy diferentes tamaños y formas, adaptándose a todo aquello que deba de ser entregado al cliente por correo. No importa que se ropa, juguetes, objetos de cocina, objetos de decoración, libros o productos de belleza. Todo ello puede ser trasladado en cajas sin ningún tipo de dificultad. Por ello, es ideal contar siempre con este tipo de elementos.

Tipos de embalajes

¿Cómo proteger los envíos de manera profesional?

Por supuesto, no solo hay que tener en cuenta los tipos de embalajes que existen, sino también pensar en cómo va a ir protegido su interior para que todo llegue según lo previsto. Asimismo, no solo es cuestión de protección, sino que también es importante crear sensaciones en el cliente a partir de una bonita imagen. Para ello, se pueden usar distintos papeles de envoltorio o, incluso, notas que acompañen a los pedidos.

Papel de seda

El papel de seda para embalajes es ideal para todas aquellas empresas que quieren entregar un paquete de forma elegante, diferente y dejando huella en la persona que lo recibe. Es una forma de hacer sentir importante a cualquier cliente, demostrándole que él todo lo vale y que la presentación debe de ser cuidada para que se sienta satisfecho al recibir su pedido. A veces, este tipo de detalles multiplican el valor del elemento solicitado. No importa que sea una camiseta, un estuche de maquillaje o una novela. Quien quiera marcar la diferencia, esta es una gran opción para conseguirlo.

Bolsas con cierre zip

Otra forma de hacer una buena presentación es utilizar bolsas con cierre zip para cuidar y dividir cada uno de los elementos que se han comprado. Existen de distintos tamaños, pero, sin duda, ofrecen una imagen de organización excelente. En su interior pueden ir especias, pequeños tornillos, pendientes, collares, pinzas o gomas de pelo que permiten al cliente guardar lo solicitado de una forma sencilla y cómoda sin tener que realizar ningún esfuerzo, pues este último ya habrá sido llevado a cabo por la empresa.

Papel de burbujas

Todos conocemos el papel de burbujas a la hora de disfrutar de un momento relajante explotando cada uno de los pequeños círculos de aire de los que se compone. Ahora, su función va mucho más allá. El motivo es que tiene el poder de proteger de cualquier golpe a todo lo que envuelva, como un plato, un jarrón, una figura, un instrumento de música o cualquier otro objeto. Es imprescindible en cualquier empresa que quiera ganarse la confianza de sus clientes, pues cada envío cuenta, y siempre hay que ofrecer en cada uno de ellos lo mejor de uno mismo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete y aprende TODO sobre Marketing Digital